domingo, 22 de enero de 2012

Mi corona está en los pies...

...no en mi cabeza.


No hay comentarios:

Publicar un comentario